Financiamiento de la Inmunización: una guía de recursos para promotores, formuladores de políticas y directores de programas
Menú

Costa Rica: Contribuciones de la lotería para la inmunización en un sistema de financiamiento mixto

Reseña 22

Puntos clave

  • La principal fuente de financiamiento del programa de inmunización de Costa Rica es el programa nacional de seguro de salud, conocido como la Caja, que presta servicios de salud a cerca del 90% de la población.
  • El financiamiento para vacunas proviene de tres fuentes: la Caja, el Ministerio de Salud y la lotería nacional. La Caja cubre todos los costos de la prestación de servicios de vacunación.
  • La lotería nacional es una fuente de financiación innovadora, pero representa solo el 1% del costo anual de las vacunas.
  • La introducción de nuevas vacunas es un desafío para Costa Rica debido a las presiones financieras que encaran tanto la Caja como el Ministerio de Salud. Un problema adicional es la falta de claridad respecto de las funciones de ambas instituciones en el financiamiento de las vacunas.

Los servicios de inmunización en Costa Rica se brindan a través del Programa Nacional de Seguro de Salud, la Caja Costarricense de Seguridad Social, también conocida como la Caja. Esta se estableció en 1943 con cobertura inicial para los trabajadores asalariados, la que se amplió gradualmente y ahora abarca a cerca del 90% de la población. En la década de 1990, la Caja asumió la provisión de los servicios de salud del Ministerio de Salud y desde entonces le ha correspondido al ministerio el establecimiento de normas y regulaciones, la orientación estratégica y la coordinación de los esfuerzos de salud entre los ministerios.

Esta reseña describe cómo se financia el programa de inmunización en Costa Rica y algunos de sus logros y desafíos. Una característica original del programa es que algunos fondos para las vacunas son generados por la lotería nacional. Dado el interés global en mecanismos de financiamiento innovadores, la reseña describe esta fuente de financiamiento con detalle.

Ley Nacional de Inmunización de 2001

La Ley Nacional de Inmunización de 2001 de Costa Rica garantiza el libre acceso a la vacunación para toda la población. Asimismo, crea la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología, encargada de establecer y actualizar de forma periódica el programa nacional de inmunización. Entre otras funciones es también responsable de formular políticas y estrategias generales para la inmunización, aprobar normas, manuales y materiales educativos relacionados con la inmunización, supervisar la calidad de las vacunas, administrar el fondo nacional de vacunas, coordinar campañas de vacunación y supervisar la vigilancia. Está presidida por el ministro de salud o un representante suyo.

La ley de 2001 también establece el Fondo Nacional de Vacunas y estipula que la financiación para apoyar el programa de inmunización debe provenir del Ministerio de Salud y de la Caja. Exige que ambas instituciones aseguren montos suficientes en sus presupuestos para comprar vacunas y cubrir otros costos del programa. También determina que una parte de los fondos recaudados de la lotería nacional ingrese al Fondo Nacional de Vacunas, después de deducir los costos administrativos y operativos (y el pago de la lotería). Por último, establece que las vacunas y materiales relacionados no sean gravados.

Cómo ha evolucionado el financiamiento de la inmunización

La Caja financia todos los gastos de la prestación de servicios de vacunación. El financiamiento de las vacunas es compartido por la Caja, el Ministerio de Salud y los ingresos de la lotería nacional. La Caja es el mayor contribuyente a las compras de vacunas, lo que representa entre el 70 y 85% del total en los últimos cinco años. El Ministerio de Salud es el segundo mayor contribuyente, con 15 a 30%, y los fondos nacionales de lotería representan menos del 1%.

Aunque la ley de 2001 estableció el Fondo Nacional de Vacunas y planteó una financiación conjunta, en la práctica, el fondo para vacunas de la Caja se mantiene separado del Fondo Nacional de Vacunas. Los fondos del Ministerio de Salud y de la lotería se agrupan y son utilizados por el ministerio para comprar vacunas a través del Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) (véase la Reseña 12.) La Caja adquiere también vacunas a través del Fondo Rotatorio. Los fondos de la lotería, que se juega en noviembre o diciembre de cada año, se destinan para las compras de vacunas en marzo o abril del año siguiente.

Originalmente, el presupuesto de la Caja contaba con partidas separadas para productos farmacéuticos y para vacunas. Alrededor de 2013, las vacunas fueron incorporadas en la partida presupuestaria para productos farmacéuticos. En un comienzo, existía cierta preocupación de que esto pusiera en riesgo la financiación de vacunas, pero los representantes gubernamentales indican que no ha sido un problema hasta el momento. De hecho, cuando surgió la necesidad de compras imprevistas de la vacuna contra la influenza en 2015, la partida presupuestaria compartida ofrecía más flexibilidad y el aumento de la demanda de la vacuna contra la influenza se satisfizo sin problemas. Las cajas de seguridad y los insumos para la inyección se financian con las partidas presupuestarias para la prestación de servicios que cubren la compra de insumos para la inyección y el manejo de desechos con riesgo biológico para todo tipo de servicios de salud.

La ley de 2001 también especifica que el 2% de los excedentes de la Caja se asignen al Fondo Nacional de Vacunas. La Caja no ha tenido ningún superávit hasta la fecha y ha enfrentado muchas presiones financieras.

La Lotería Nacional

Costa Rica estableció la lotería nacional en 1885 con el objetivo de recaudar fondos para el hospital público San Juan de Dios. El país cuenta ahora con seis juegos diferentes de lotería, administrados por la Junta de Protección Social. La tradición de utilizar los fondos de la lotería para fines de bienestar social persiste y las demandas sobre estos recursos son numerosas. Los fondos recaudados por la lotería se usan para hospitales, casas de retiro, programas de VIH/SIDA, la Cruz Roja, prevención del cáncer, programas contra el abuso de sustancias, entre otros. Como lo estipula la Ley Nacional de Inmunización, una lotería por año, que se juega en noviembre o diciembre, se dedica a la inmunización. El Ministerio de Salud ha hecho esfuerzos para promover la lotería para la inmunización y ha recaudado alrededor de US$100,000 a US$200,000 cada año. Esta fuente de financiación innovadora incide de manera marginal en la financiación total de vacunas (menos del 1%) y las perspectivas de ampliar la financiación de esta fuente, dadas las demandas competitivas sobre los ingresos de la lotería, son escasas.

Desafíos actuales

La introducción de nuevas vacunas constituye un problema para Costa Rica debido a las presiones financieras que encaran tanto la Caja como el Ministerio de Salud. Un problema adicional es la falta de claridad sobre las respectivas funciones de ambas instituciones en el financiamiento de las vacunas.

Top