Financiamiento de la Inmunización: una guía de recursos para promotores, formuladores de políticas y directores de programas
Menú

Armenia: Firme apoyo gubernamental para la inmunización

Reseña 19

Puntos clave

  • El eficiente programa de inmunización de Armenia se ha beneficiado de la estrecha colaboración con el Ministerio de Salud, el Ministerio de Finanzas y el Comité Permanente de Atención de la Salud, Maternidad y Niñez, del Parlamento.
  • El país ha cumplido con todos los requerimientos de cofinanciamiento de Gavi y está en vías de financiar de manera íntegra su programa de inmunización a partir de 2018.
  • El Ministerio de Finanzas y el Ministerio de Salud tienen un acuerdo para que los fondos de las vacunas e insumos para la inyección sean aprobados en su totalidad en abril de cada año a fin de facilitar la adquisición a través de la División de Suministros del UNICEF.
  • Los dos ministerios han acordado dar prioridad al programa de inmunización y procurar que se mantenga la partida presupuestaria destinada a las vacunas y los insumos para la inyección, incluso si hay que recortar en otras áreas.

Armenia tiene una alta cobertura de vacunación, como lo indica su cobertura del 94% de la vacuna contra la difteria-tétanos-tos ferina (DTP3) en 2015, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud y del UNICEF. Desde 2001, el país ha utilizado el apoyo externo para promover la introducción de nuevas vacunas y, hasta 2016, tenía la lista completa de las vacunas infantiles recomendadas por la OMS, excepto la del virus del papiloma humano (VPH), que estaba en fase de estudio. Armenia se está acercando a las etapas finales de la transición respecto del apoyo de Gavi y ya ha concluido la ayuda de otros donantes. Ha cumplido con la totalidad de los requisitos de cofinanciación de Gavi.

El programa de inmunización de Armenia ha contado con el fuerte compromiso político del Ministerio de Salud, el Ministerio de Finanzas y el Parlamento. El Ministerio de Salud comparte datos sobre el desempeño, estrategias y políticas de inmunización con el Ministerio de Finanzas. Durante el ciclo presupuestario, el personal del programa de inmunización de Armenia trabaja en estrecha colaboración con el personal de presupuesto y finanzas del Ministerio de Salud para preparar el presupuesto. El programa de inmunización tiene un defensor clave en el Parlamento, el presidente del Comité Permanente de Atención de la Salud, Maternidad y Niñez.

Los procesos presupuestarios y el financiamiento de las vacunas

Los procesos presupuestarios en Armenia delimitan claramente los presupuestos para las vacunas, los insumos para la inyección y el apoyo de los donantes. La partida presupuestaria denominada “Programa Nacional de Inmunización” se destina específicamente a las vacunas e insumos para la inyección. El financiamiento para otras actividades de inmunización está integrado en el sistema de salud. Todo el apoyo externo a la inmunización se contabiliza en el presupuesto. Por ejemplo, el valor de las vacunas respaldadas por Gavi se estima en moneda local y aparece en el presupuesto. En el pasado, el apoyo financiero de Gavi (subvenciones para la introducción de vacunas y el fortalecimiento del sistema de salud) aparecía en la cuenta extrapresupuestaria del presupuesto.

El Ministerio de Finanzas y el Ministerio de Salud tienen un acuerdo que estipula que los fondos del Programa Nacional de Inmunización sean aprobados en su totalidad por el Ministerio de Finanzas a más tardar en abril de cada año a fin de que puedan ser transferidos al UNICEF para la adquisición oportuna de vacunas. Los ministerios también han acordado que esa partida presupuestaria es un “programa prioritario” y debe ser protegida incluso si otras áreas enfrentan recortes presupuestarios.

El rol del apoyo externo

Para reforzar y ampliar su programa de inmunización, Armenia se ha beneficiado del apoyo externo, principalmente de la Alianza Gavi, el Fondo de Vacunas para Niños Armenios del Milenio (MACVF, por su sigla en inglés), la Fundación Rostropovich Vishnevskaya, el UNICEF y la OMS. Tanto el MACVF como la Fundación Rostropovich Vishnevskaya son organizaciones establecidas en los Estados Unidos. La sostenibilidad a largo plazo ha sido un factor considerado en la planificación del uso y término de la asistencia externa.

Entre 2002 y 2009, la Fundación Rostropovich Vishnevskaya, el MACVF y el UNICEF contribuyeron con fondos para inmunizar a los niños contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola. Estas organizaciones financiaron las dosis requeridas y el Ministerio de Salud cubrió los costos no vacunales de la prestación del servicio de vacunación. En 2010, el gobierno asumió la totalidad del financiamiento de las vacunas. La Fundación Rostropovich Vishnevskaya, el UNICEF, la OMS, Fighting Infectious Diseases in Emerging Countries (FIDEC) y el MACVF proporcionaron fondos para una campaña en 2007 destinada a vacunar a personas de 6 a 27 años contra el sarampión y la rubéola.

El gobierno introdujo las vacunas contra la hepatitis B, el rotavirus, el neumococo y la vacuna antipoliomielítica inactivada con el apoyo de Gavi. (La vacuna contra la hepatitis B fue sustituida luego por la pentavalente, mientras que se mantuvo la dosis de la hepatitis B al nacimiento). También recibió apoyo financiero de Gavi para el fortalecimiento del sistema de salud y la seguridad de la inyección. Armenia ha cumplido con sus obligaciones anuales de cofinanciación con Gavi mediante la adquisición de algunas de las dosis (a través del UNICEF), en tanto que Gavi financió la parte restante. El MACVF proporcionó parte de la financiación para los requisitos de cofinanciación de la vacuna pentavalente y contra el rotavirus (alrededor de US$15,000 al año), mientras que el gobierno proporcionó el resto. Este acuerdo finalizó en 2015.

El programa de inmunización adquiere todas las vacunas mediante la División de Suministros del UNICEF, con la excepción de la vacuna contra la tularemia. El Comité Nacional de Prácticas de Inmunización (CNPI) de Armenia está revisando actualmente la efectividad de esta vacuna.

Desafíos futuros

Uno de los desafíos persistentes es la falta de confianza en las vacunas entre algunos segmentos de la población. El Ministerio de Salud monitorea sitios web populares entre los padres y responde rápidamente sus interrogantes y preocupaciones sobre la efectividad y la seguridad de la vacuna.

Top