Financiamiento de la Inmunización: una guía de recursos para promotores, formuladores de políticas y directores de programas
Menú

Adquisiciones conjuntas

Reseña 12

Puntos clave

  • Los países pueden cooperar en la adquisición de vacunas de varias maneras, desde el intercambio de información hasta el agrupamiento de la demanda, pasando por la licitación conjunta y la contratación conjunta con los proveedores. Las adquisiciones conjuntas suelen realizarse a través de un agente externo.
  • Las adquisiciones conjuntas pueden ayudar a los países participantes a negociar precios más bajos y garantizar insumos más seguros al ofrecer a los proveedores pedidos más grandes y predecibles. Las ganancias de las adquisiciones conjuntas suelen ser mayores para los países pequeños y pueden variar según la vacuna.
  • La División de Suministros del UNICEF y el Fondo Rotatorio de la OPS hacen adquisiciones conjuntas a gran escala. El Fondo Rotatorio obtiene una amplia gama de vacunas en nombre de los países de las Américas, mientras que el UNICEF hace las adquisiciones para Gavi, así como para muchos países de ingresos medios.
  • Para que las adquisiciones conjuntas funcionen de manera adecuada, los países participantes deben contar con previsiones confiables de la demanda y un financiamiento seguro a largo plazo; también deben trabajar para armonizar los requisitos reglamentarios y las preferencias por los productos. La cooperación regional en materia de adquisiciones fuera de las Américas ha resultado un desafío, pero los esfuerzos continúan.

La coordinación de la demanda de vacunas por múltiples países, que actúan de forma concertada o a través de un organismo de adquisiciones externo, puede generar una serie de beneficios, como, por ejemplo, precios más bajos. Los esquemas más conocidos de adquisiciones conjuntas son los de la División de Suministros del UNICEF y el Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Esta reseña examina diferentes tipos de adquisiciones conjuntas, señala algunos de sus beneficios e inconvenientes potenciales, y resume las experiencias del UNICEF y de la OPS. También se discuten los desafíos relacionados con el establecimiento y el logro de los beneficios de las adquisiciones conjuntas y se revisa el estado de algunas iniciativas para ampliar su uso.

Tipos de adquisiciones conjuntas

En la forma más desarrollada de las adquisiciones conjuntas, un organismo de adquisiciones compila la demanda proyectada de los países participantes (junto con la financiación o los compromisos de financiación) y la presenta en una propuesta única a los proveedores, quienes pueden hacer una oferta para suministrar la totalidad o parte de la demanda. Seguidamente, el organismo de adquisiciones elige a los proveedores, los contrata y les paga, y asegura que cada país reciba la cantidad de cada vacuna solicitada.

En la práctica, el proceso puede ser más complicado porque los productos y las condiciones ofrecidas por los proveedores pueden variar y los países pueden tener diferentes preferencias. El organismo de adquisiciones podría tener que tomar decisiones si el suministro ofrecido es insuficiente para satisfacer la totalidad de la demanda o si no se cumplen todas las preferencias de los países. En la adjudicación de contratos, el organismo de adquisiciones también podría tener en cuenta consideraciones de más largo plazo, como garantizar la seguridad del suministro y mantener competitivos los mercados.

La Organización Mundial de la Salud distingue cuatro niveles de adquisiciones conjuntas, que van desde el intercambio de información hasta el tipo de licitación y la contratación conjunta descrita anteriormente.

Ventajas y desventajas de las adquisiciones conjuntas

Las adquisiciones conjuntas pueden ofrecer importantes beneficios tanto a los países como a los proveedores. En determinadas circunstancias, pueden ayudar a los países participantes a obtener precios más bajos al permitir que los proveedores fabriquen a mayor escala, lo que suele implicar menores costos, y les confiere a los países participantes mayor poder de negociación. Los beneficios son mayores para los países pequeños que compran pequeños volúmenes y tienen poco poder de negociación por sí solos, pero los países más grandes también pueden beneficiarse. Los países que participan en las adquisiciones conjuntas administradas por el UNICEF y la OPS también sebenefician de la experiencia y asistencia técnica en adquisiciones de estos organismos.

Para los proveedores, una gran ventaja de las adquisiciones conjuntas es tratar con un solo organismo en lugar de muchos países. Esto es particularmente importante para los proveedores de los países en desarrollo, que no suelen tener muchas oficinas locales ni experiencia en el trato con los gobiernos de muchas regiones. Las empresas multinacionales, con su alcance más amplio y mayores recursos de comercialización, pueden preferir tratar directamente con los países en algunos casos. Asimismo, el UNICEF y la OPS, cuyas normas exigen que dispongan de dinero en efectivo antes de comprar, ofrecen a los proveedores lacerteza del pago.

Es probable que los países que participan en adquisiciones conjuntas deban adoptar cierta flexibilidad. En algunos casos, es posible que tengan que aceptar un conjunto más limitado de opciones de productos; la adquisición conjunta es más eficaz cuando se logran armonizar las preferencias por los productos. Los países participantes también deben cumplir con los requisitos de pago del esquema conjunto en particular. Finalmente, puede que no todas las vacunas que requiere un país estén disponibles a través de un mecanismo de adquisiciones conjuntas.

Es probable que los países que participan en adquisiciones conjuntas deban adoptar cierta flexibilidad.

Algunos países pueden considerar la adquisición a través del UNICEF o de la OPS como una medida temporal y tener la autoadquisición como un objetivo de largo plazo, a pesar de las ventajas de la propuesta común. Sin embargo, la participación en el Fondo Rotatorio y el uso de los servicios de adquisiciones del UNICEF han sido bastante estables.

La división de suministros del UNICEF

La División de Suministros del UNICEF ha adquirido la mayor parte de las vacunas financiadas por Gavi desde la creación de este mecanismo en el año 2000. En este tipo de adquisición, UNICEF agrupa la demanda proyectada de cada país para todas las vacunas respaldadas por Gavi y lanza licitaciones periódicas. La mayoría de los países de la Alianza Gavi también adquieren sus dosis cofinanciadas de vacunas Gavi a través del UNICEF y estas se incluyen en la demanda agregada presentada a los proveedores.

Además de las adquisiciones para Gavi y los países apoyados por Gavi, el UNICEF también adquiere vacunas para algunos países de ingresos medios que no son elegibles para Gavi. En cuanto a las vacunas tradicionales y aquellas con mercados relativamente competitivos (como la pentavalente), para las cuales los proveedores por lo general no aplican precios diferenciados, el UNICEF puede agrupar la demanda y ser flexible en el uso de los acuerdos marco de largo plazo para satisfacer la demanda del país (en la Reseña 11.) se discuten los precios por niveles).

En el caso de tres vacunas más costosas y nuevas contra el virus del papiloma humano (VPH), contra el rotavirus y la vacuna antineumocócica conjugada que son fabricadas por solo dos empresas multinacionales cada una, el establecimiento de precios diferenciados es un obstáculo para la adquisición conjunta. En 2012, el UNICEF hizo una licitación a fin de obtener algunos de los beneficios de las adquisiciones conjuntas para los países de ingresos medios, a la vez que reconocía las limitaciones impuestas por las empresas. Esta iniciativa no tuvo tanto éxito como esperaba el UNICEF, sobre todo porque muy pocas empresas presentaron ofertas. Entre las razones para no participar, los fabricantes mencionaron la incertidumbre en las previsiones de la demanda de los países y las preocupaciones de que los precios para los países de ingresos medios se hicieran públicos. El UNICEF tiene previsto seguir explorando el potencial de las adquisiciones conjuntas para los países de ingresos medios, mientras continúa adquiriendo vacunas para los países interesados de forma individual.

El fondo rotatorio de la OPS

La OPS estableció el Fondo Rotatorio en 1979 para ayudar a los países de las Américas a obtener suministros de vacunas estables y asequibles para sus programas nacionales. El Fondo Rotatorio consolida la demanda de los países participantes y publica licitaciones anuales. A diferencia del UNICEF, que requiere que los países paguen por adelantado, la OPS paga a los fabricantes con un fondo establecido para ese fin; se espera que los países reembolsen al fondo en un plazo de 60 días. El Fondo Rotatorio es un mecanismo de adquisiciones conjuntas y de financiación de corto plazo, al igual que la Iniciativa para la Independencia Vacunal, del UNICEF (véase la Reseña 13.) Más de 40 países y territorios participan en el fondo.

Históricamente, el Fondo Rotatorio ha sido capaz de movilizar grandes volúmenes, garantizar pagos, negociar precios bajos y asegurar el suministro de la mayoría de las vacunas. Aunque los países participantes, muchos de los cuales están clasificados como de ingresos medios-altos, pagan algo más que los países de la Alianza Gavi por varias vacunas más nuevas, los precios del Fondo Rotatorio siguen siendo mucho más bajos que los que pagan los países de ingresos altos.

Otras iniciativas para las adquisiciones conjuntas

Estos esfuerzos han evidenciado algunos desafíos relacionados con la implementación de la adquisición conjunta de vacunas. Para aprovechar los beneficios de la agregación de la demanda, los países participantes deben armonizar lo más posible sus preferencias por los productos y sus requisitos reglamentarios, mejorar sus previsiones de la demanda (como las fechas de introducción de nuevas vacunas) y asegurar el financiamiento de largo plazo. La voluntad de los proveedores de ofrecer precios bajos dependerá de todos estos factores.

Históricamente, el Fondo Rotatorio ha sido capaz de movilizar grandes volúmenes, garantizar pagos, negociar precios bajos y asegurar el suministro de la mayoría de las vacunas.

Conclusiones

En principio, las adquisiciones conjuntas pueden aportar beneficios importantes, incluida una oferta más segura y asequible, como lo han demostrado los ejemplos del UNICEF y el Fondo Rotatorio. El establecimiento de mecanismos de adquisiciones conjuntas en otras regiones ha resultado un desafío. Sin embargo, los países que deseen aplicarlos pueden dar pasos importantes hacia dicha meta mejorando la cooperación y compartiendo información, mientras trabajan con el UNICEF para abordar algunos de los desafíos que obstaculizaron su reciente iniciativa de adquisiciones conjuntas para los países de ingresos medios.

Las regiones fuera de las Américas han intentado desarrollar mecanismos de adquisiciones conjuntas. En particular, la Región del Mediterráneo Oriental de la OMS, que incluye a muchos países de ingresos medios no elegibles para Gavi, ha estado trabajando para lograr este objetivo durante varios años. En una escala más pequeña, siete países de la región del golfo pérsico, que trabajan a través del Consejo de Cooperación del Golfo, lanzan licitaciones conjuntas para diversas vacunas. Los países contratan a los fabricantes de manera individual.

Fuentes y Lecturas Adicionales

Pan American Health Organization. PAHO Revolving Fund. Archivado en: https://perma.cc/QR8D-M65C

UNICEF [Internet]. Vaccine procurement services. Disponible en: http://www.unicef.org/supply/index_54052.html

Top